NUESTRO CAMPO, VISTO DESDE OTRA FORMA

La Marquesa Golf, historia viva

Hoyo 1

Hoyo exigente para comenzar, por su longitud y por estar acompañado por la derecha, de agua lateral hasta llegar al green.

Hoyo 2

Aunque por los metros que tiene obliga a los jugadores con buena pegada a llegar de dos golpes a green, al estar muy bien definido por un canal lateral y frontal, es aconsejable acercar la bola a la ría central y jugar un tercer golpe a green.

Hoyo 3

Cuidado con las apariencias, el fuera límites de la derecha, un green alargado y más bien duro, lo pueden complicar.

Hoyo 4

Salida tensa al tener el driver fuera de límites, con serios problemas a la izquierda, de no hacer salida larga y centrada, entra de nuevo el ‘out’.

Hoyo 5

Por el diseño del green alargado y como un plato ‘bocabajo’, el bote de la bola no te suele regalar nada. Difícil de recuperar desde ambos lados del green.

Hoyo 6

Desde el tee, el principal problema es el fuera de límites por toda la parte derecha de la calle y sobre el segundo golpe en función de la posición de bandera, puede ser difícil al estar protegido el green por bunkers frontales y laterales.

Hoyo 7

Su principal dificultad además de la distancia, es el agua lateral por toda la derecha seguido de fuera de límites, la entrada al green estrecha y el bunker de calle.

Hoyo 8

El ‘dog-leg’ a la izquierda es su principal identidad, pero su dificultad está en que el jugador que tira en dirección a green debe hacer 225 metros de vuelo para salvar el lago o jugar a calle con la dificultad de tener el fuera de límites a la derecha y una ría a la izquierda.

Hoyo 9

El par cuatro más largo del recorrido con el ‘dog-leg’ a la derecha, da la oportunidad a los pegadores de atajar, con el riesgo del fuera de límites a la derecha.

Hoyo 10

Desde el tee, las dificultades son evidentes, calle estrecha con desnivel y peligro de fuera de límites. El segundo golpe es ciego, nada fácil orientarse y es dificultado aún más por la ría central y el green en alto.

Hoyo 11

Por su diseño, es de los hoyos que te llevas en la mente cuando juegas el campo por primer vez. El tee, notablemente en en alto, green en forma de pera defendido por una ría por delante y derecha, convierte este hoyo en atractivo..

Hoyo 12

Hoyo de recuperación, los jugadores cob buena pegada rondan cerca del green. La dificultad están en calcular la fuerza del segundo golpe, al estar el green en alto.

Hoyo 13

Hoyo más bien corto, pero con la necesidad de hacer una buena salida por tener rías a ambos lados de la calle.

Hoyo 14

Difícil e interesante hoyo con una salida muy estrecha, fuera de límites a la derecha y montaña a la izquierda. El segundo golpe, al quedar en desnivel, lo puede complicar un poco más. El diseño del green, ancho y cuesta arriba minimiza las dificultades.

Hoyo 15

Sus 170 metros, el diseño del green en alto, con tres diferentes plataformas, defendido por cuatro bunkers en su parte frontal y agua por detrás, le convierte en el Par tres más difícil del recorrido. Fue diseñado en 2006 por Carlos Aguilar Quesada.

Hoyo 16

Aunque no es especialmente largo, la salida con el tee en alto, el obstáculo por toda la derecha hasta el green y éste protegido por un bunker en su entrada, solamente los que pegan fuerte pueden alcanzar el green de dos golpes.

Hoyo 17

El par tres más corto del recorrido, aunque cómodo de jugar por su distancia, complicado de calcular la fuerza al estar situado entre viviendas y causar brisa arremolinada.

Hoyo 18

Sus 575 metros le convierten en uno de los pares cinco más largos da la Comunidad Valenciana, acompañándole fuera de límites por toda la derecha hasta el green y una ría a la izquierda y por detrás de green, que es pequeño y alargado con dos plataformas.
SUBIR